BCE dice recapitalización banca España puede impactar en crédito

jueves 10 de marzo de 2011 13:11 CET
 

MADRID, 10 mar (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) dijo el jueves que considera positiva el Decreto-Ley sobre la recapitalización de la banca española aunque advirtió que los nuevas exigencias de capital pueden frenar el flujo crediticio en la economía española.

"El adelantar en unos dos años el calendario global para la implementación del Pacto de Basilea 3 para los niveles de capital de las entidades financieras puede ser ambicioso para estas instituciones y puede aumentar el riesgo de efectos temporales adversos en el flujo de créditos destinados a la economía", dijo el BCE en un informe publicado en su portal. (here)

El Congreso de Diputados votará el jueves el Decreto de la reestructuración de la banca que estipula nuevos ratios mínimos de capital para el sector.

Las entidades cotizadas tendrán que elevar del 6 al 8 por ciento el ratio de capital básico y las entidades no cotizadas y muy dependientes de finanación externa, incluso al 10 por ciento, para reforzar el balance ante el deterioro de sus activos y recuperar la confianza en los mercados.

El banco emisor dijo también que la nueva regulación debería contribuir a eliminar cualquier duda sobre la valoración de los activos, particularmente inmobiliarios, de la banca española.

"Los métodos exactos para la capitalización de la banca requieren una valoración crítica de los activos contenidos en los balances en la actual fase bajista del ciclo ..... Hasta ahora el Banco de España ha adoptado una postura conservadora frente a estas valoraciones, aunque la oportunidad ofrecida por el decreto debería servir para afrontar con energía las dudas remanentes sobre estas valoraciones", dijo el BCE.

Según el Banco de España, los activos problemáticos de las cajas de ahorros -- las más expuestas a la crisis inmobiliaria doméstica -- sumaban unos 100.000 millones de euros a finales de 2010.

El BCE valoró positivamente las competencias que concederá el decreto al Banco de España para supervisar la reestructuración del sector, aunque criticó veladamente la intromisión política en el Fondo de Restructuración y Ordenación Bancaria (FROB) creado como instrumento para intervenir en este proceso con las inyecciones de capital público necesarias.

"(el decreto) ... introduce la presencia de personas políticamente nombradas en el órgano directivo del FROB. El uso de dinero público por el FROB justifica la presencia del Ministerio de Economía y Hacienda ... pero cualquier posible mayor intervencióon política en el proceso de capitalización, en una nacionalización temporal o en la gestión de las entidades y en su eventual venta es inconsistente con las recomendaciones (del FMI)", dijo el BCE.

(Información de Robert Hetz; Editado por Carlos Ruano)