Ejecutivo Repsol no ve escasez de petróleo por Libia -Cinco Días

lunes 7 de marzo de 2011 08:41 CET
 

MADRID, 7 mar (Reuters) - La crisis de Libia no creará escasez de petróleo mientras que el precio del barril dependerá de los tipos de interés del BCE y del contagio de la tensión en el norte de África a Arabia Saudí, dijo el director general de exploración y producción de Repsol (REP.MC: Cotización), Nemesio Fernández Cuesta, en una entrevista que publica hoy Cinco Dias.

"Libia pone en el mercado unos dos millones de barriles pero la capacidad remanente está en unos cuatro millones de barriles, fundamentalmente en Arabia Saudí. Por tanto, suponiendo que toda la producción libia saliera del mercado, lo cual no está ocurriendo, se podría sustituir esa producción", expresó el ejecutivo.

Por esa razón, considera que no debería haber un problema de escasez, lo cual propiciaría una subida de los precios, pero ve otros factores que podrían resultar en un encaremimiento del petróleo, como la extensión de los conflictos del norte de África a la península arábiga; una inversión masiva en futuros o una subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo.

Fernández-Cuesta confirmó que la producción de la compañía en Libia se mantiene pero no pudo precisar en qué medida está ocurriendo porque "las noticias son un poco confusas". Libia representa el 14 por ciento de la producción mundial de Repsol.

El impacto de la crisis de Libia en las cuentas de Repsol (REP.MC: Cotización) depende de la duración del conflicto y por ello la empresa trabaja con distintos escenarios y trata de reproducir la estructura que tenía en Trípoli en Madrid, agregó.

"Se trata de medidas normales que aplican las empresas en situaciones como ésta. Tenemos un plan A, en el que se prevé que la gente se pueda reincorporar en 15 días; un plan B, que contempla 30 días y un plan C para más tiempo".

Sobre esto, Fernández-Cuesta explicó que todas las personas que tenían que volver de Libia como consecuencia de la crisis ya han vuelto.

(Información de Carlos Castellanos; Editado por Jose Elías Rodríguez)