Indicadores pronostican PIB positivo de España en IV trimestre

miércoles 5 de enero de 2011 12:52 CET
 

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 5 ene (Reuters) - La economía española se enfrenta a un año complicado en 2011, pero algunos indicadores apuntan a que despidió el último cuarto de 2010 con una tasa de expansión positiva gracias a la favorable evolución de sectores tales como la exportación y la actividad empresarial, dijeron analistas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el miércoles que el índice de la producción industrial de noviembre repuntó a una tasa interanual del 2,3 por ciento, tras dos meses de descensos y situándose en el nivel más alto de cinco meses.

Había consenso entre analistas en el sentido de que este dato, junto con otros como el aumento de las exportaciones en octubre, permiten pronosticar una tasa de crecimiento positiva en el cuarto trimestre de 2010, validando la proyección del Gobierno para el conjunto del ejercicio que sitúa el Producto Interior Bruto (PIB) en el -0,3 por ciento.

"El dato ajustado del calendario (de noviembre) corrige bastante las bajas de los meses anteriores. Se ve una mejora por parte de la industria, mientras lo más flojo sigue siendo el consumo de los hogares y la confianza", dijo Xavier Segura, director del servicio de estudios de Catalunya Caixa.

Contra no pocas previsiones, el Ejecutivo siempre defendió su estimación del PIB para 2010, con el argumento de que la actividad comercial exterior de España compensaría la débil actividad interior.

De hecho, según los últimos datos facilitados por el Banco de España, las exportaciones se incrementaron un 16,1 por ciento interanual en octubre pasado.

"Esto apoya la idea de que el PIB será positivo en el cuarto trimestre", apostilló Gilles Moec, economista de Deutsche Bank.

Según economistas, la parte negativa del PIB, que el INE difundirá el próximo 11 de febrero, vendrá por el lado del consumo interno, golpeado por la confianza de las familias, y que continuaría mostrando debilidad en el último tramo de 2010.

Según cifras divulgadas este miércoles por el Instituto de Crédito Oficial, la confianza del consumidor cayó en diciembre 5,4 puntos lo que apunta a una "cierta atonía" del consumo privado en la recta final del pasado año y retrasa una eventual consolidación de la economía.

(Información de Manuel María Ruiz y Paul Day; Editado por Robert Hetz)