Fitch ve difícil evaluar algunas medidas ajuste de CCAA España

jueves 23 de diciembre de 2010 18:14 CET
 

MADRID, 23 dic (Reuters) - Fitch Ratings dijo el jueves en un informe especial sobre las Comunidades Autónomas españolas que las medidas emprendidas para reducir su déficit van en la dirección correcta, aunque algunos de los ajustes son de un impacto difícil de determinar.

Tras afirmar que las medidas tomadas por la Administración Central son relativamente fáciles de detectar y cuantificar, como los recortes de salarios para empleados públicos y las limitaciones en la nueva contratación de trabajadores, no es el caso de todos los recortes en las Comunidades.

"Aunque esto (la facilidad de cuantificación) también es cierto en algunas de las medidas iniciadas por las Autonomías, como el retraso/reducción de inversiones significativas, otras, como la racionalización de los gastos operativos, son más una intención y sus efectos serán más difíciles de evaluar", dijo.

"Además, en el caso de algunas medidas será necesario que pase más de un año para determinar su efectividad, como es el caso de la reducción del sector público, que podría ser un proceso largo", añadió.

No obstante, Fitch señala que las medidas incluidas en los presupuestos de las Comunidades indican una "voluntad" de reducir los gastos para limitar el déficit al máximo acordado con el Estado para el año que viene, en un 1,3 por ciento del PIB, frente al 2,4 por ciento estimado al cierre del ejercicio actual.

"Fitch considera los cambios positivamente, ya que los gastos corrientes estaban aumentado a medias anuales de un 9,6 por ciento en 2005-2008 comparado con un -4,4% (estimado) en 2011 frente a 2010", dijo.

En el contexto actual de desconfianza en los mercados sobre la salud de las finanzas públicas españolas, las Comunidades Autónomas son señaladas por muchos como el talón de Aquiles en los esfuerzos del Gobierno central por reducir el déficit público ya que el Ejecutivo no tiene un control directo sobre las cuentas regionales.

Fitch indicó que no ha modificado sus previsiones de agosto de 2010, y espera que la deuda de las Comunidades ascienda a 120.000 millones a finales de 2011, frente a los 101.000 millones a finales del tercer trimestres de 2010.

"Los gobiernos regionales no han afrontado problemas en su financiación pero los costes de la deuda podrían aumentarse a medio plazo hasta el punto en que algunas Comunidades pospongan algunas inversiones financiadas con deuda".

Incluyendo Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y Seguridad Social, el déficit previsto del conjunto de las Administraciones Públicas para 2010 es del 9,3 por ciento del PIB, mientras que para 2011 es del 6 por ciento.

(Información de Tomás González; editado por Carlos Ruano)