21 de junio de 2010 / 13:57 / hace 7 años

Crecen voces en España que apuestan por remodelación Gobierno

MADRID, 21 jul (Reuters) - El desgaste político y económico que ha sufrido España en los últimos meses podría llevar al presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a realizar una profunda remodelación del gabinete, dijeron diversas fuentes.

"Parece claro que va a haber un ajuste importante y que será en breve", dijo una fuente del Partido Socialista para añadir que los cambios incluirían la supresión de algún ministerio y la salida de varios ministros.

No faltan tampoco las voces que consideraran inoportuno un cambio de gobierno al señalar que podría ser interpretado como un reconocimiento implícito de error en la gestión de la crisis.

"Yo me plantearía muy seriamente si hay que hacer una remodelación del gobierno ahora, si se ha arreglado el tema financiero y si esto podría introducir nuevas incertidumbres", dijo otra fuente cercana a algunos órganos de gestión del gobierno. "Si se ha conseguido esta plataforma, ¿por qué desestabilizar ahora? (...) sobre todo, porque los ataques no van a los ministros específicamente, sino, de un modo general, a la forma de gobernar, más arriba".

Expertos explicaron que la aparente calma de los mercados - con la bolsa en plena ascensión y el diferencial hispano-alemán bajando sensiblemente hasta la zona de los 170 puntos- parecen disminuir la presión sobre Zapatero.

"El respaldo del FMI a las medidas del gobierno, el anuncio de las pruebas de estrés a los bancos y la recuperación de la confianza (...) desde luego, si se toma la decisión de hacer cambios en el gobierno no se podrá interpretar que se actúa para calmar a los mercados y sí, más bien, para atajar el desgaste", explicó un analista.

En todo caso, tanto en círculos políticos como empresariales es mayoritaria la sensación de que Zapatero ultima una gran remodelación que podría anunciar coincidiendo con el término de la presidencia europea y antes del Debate sobre el Estado de la Nación previsto para mediados de julio.

"Es el momento de plantear cambios en el gobierno aprovechando para adelgazar su estructura y sustituir determinadas carteras que han vivido un proceso de grandísimo desgaste", dijo un asesor político.

Sin embargo, especialistas políticos destacaron el carácter presidencialista de Zapatero y dijeron que aventurar una hipotética crisis de gobierno es un ejercicio de quiromancia.

"Sólo Zapatero lo sabe y el mero hecho de que todo el mundo lo espere podría hacer que no se produjese", dijo un analista político.

Un alto cargo ministerial consultado por Reuters se expresó en términos similares: "Hemos oído de todo, pero no sabemos nada".

De hecho, la Cadena Ser afirmaba el lunes que, ante las noticias aparecidas en la prensa, Zapatero había trasladado a sus más directos colaboradores que no entra en sus planes inmediatos hacer un cambio profundo en el consejo de ministros, aunque no ha cerrado la puerta quizás a algún pequeño ajuste.

En los diarios nacionales del fin de semana, tanto los considerados afines como los supuestamente críticos con el gobierno, se está tratando en los últimos días el tema de la renovación con algunas coincidencias dignas de mención.

Parece clara la continuidad e incluso atribución de nuevas responsabilidades en el Gobierno del actual ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba - el político mejor valorado en las encuestas - y del titular de Fomento, José Blanco. También se da por descontada la permanencia del Ministro de Industria, el economista Miguel Sebastián.

Entre los salientes, hay consenso en los medios a la hora de afirmar que el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, podría abandonar la cartera para volver a Cataluña y se da también como muy probable la salida de la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega.

Entre los ministerios a desaparecer o "fusionar", se habla en los mentideros del Ministerio de Vivienda (que se absorbería de nuevo por Fomento), el de Ciencia y Tecnología (que volvería a Industria) y los de Igualdad o Cultura.

La ministra de Economía, Elena Salgado, es vista dentro o fuera del gobierno según el medio del que se trate. Aunque la sustitución de la titular económica estuvo desde el principio en el germen de los rumores de cambio de gobierno y, según diversas fuentes, su sustitución ha sido pedida desde determinadas facciones del gobernante Partido Socialista, algunos ven en su continuidad un reconocimiento a la resistencia de la economía española.

Informacion de Carlos Ruano, información adicional de Manuel María Ruiz; editado por Tomás González

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below