Sector renovable español cae en bolsa por dudas sobre primas

miércoles 21 de abril de 2010 11:14 CEST
 

MADRID, 21 abr (Reuters) - Las acciones de las principales compañías de energías renovables españolas caían en la mañana del miércoles por las especulaciones de que la nueva regulación verde que prepara el Gobierno podría incluir un posible recorte retroactivo de las primas que perciben los proyectos ya en funcionamiento.

"Según una fuente de noticias (...), el Gobierno podría estar estudiando un recorte retroactivo de la remuneración renovable, consecuentemente afectando la actual capacidad instalada", dijo BPI en su informe diario.

La semana pasada, el broker Nomura también recogía unos rumores similares. No fue posible contactar con el Ministerio de Industria para comentar esta información.

Los rumores afectaban especialmente a Iberdrola Renovables IBR.MC y Acciona (ANA.MC: Cotización), que se dejaban un 2,6 por ciento cada una, mientras que el fabricante de aerogeneradores Gamesa (GAM.MC: Cotización) cedía un 2,9 por ciento.

En los últimos años y gracias a las cuantiosas subvenciones, España disparó su instalación renovable que, al cierre de 2009, ascendía a 18.200 megavatios eólicos y 3.700 MW solares. La financiación bancaria otorgada para la construcción de las centrales y los costes de los préstamos están ligados a las primas a percibir.

"El impacto sería potencialmente muy negativo", dijo BPI en su nota. "La cuestión ahora es si el Gobierno español estaría cómodo poniendo en riesgo la financiación de proyectos en sectores regulados en España ya que dudamos que los bancos presten dinero a España si la seguridad de los contratos se pone en cuestión", añadió.

El Gobierno español ya ha puesto coto a la instalación de energías renovables en el país hasta 2012 mediante un sistema de cupos y está elaborando un nuevo Plan de Energías Renovables para marcar el camino hacia 2020, año en el que España debe cumplir con los objetivos renovables de la Unión Europea.

El sector ya daba por hecho que, en línea con lo decidido en otros países como Alemania, el nuevo plan recortaría las primas -especialmente a las energías más maduras como la eólica y la fotovoltaica-, pero tan sólo las ligadas a los nuevos proyectos.

La subvención española a las energías renovables se financia con cargo a la tarifa y es en parte responsable del abultado déficit que acumula el sistema español y que se les adeuda a las eléctricas.

En 2009, las energías verdes percibieron 6.200 millones de euros en concepto de primas, una cifra superior a la proyectada por el Gobierno.

(Información de Clara Vilar, Jonathan Gleave; Editado por Jose Elías Rodríguez)