ACTUALIZA 1-Moody's dice que líneas de factoring de Abengoa tienen características de deuda

miércoles 16 de diciembre de 2015 15:14 CET
 

(Añade contexto)

MADRID, 16 dic (Reuters) - Moody's Investors Service dijo el miércoles que los programas de factoring inverso a gran escala para el pago a proveedores como los que emplea Abengoa tienen características similares a la deuda.

"Aunque esto está reflejado en el rating de Abengoa (Caa3, con perspectiva negativa), Moody's subraya que es una práctica generalizada y posiblemente más en países o sectores en los que las cuentas pendientes de pago (trade payables) son por naturaleza de largo plazo", dijo la agencia en un comunicado.

El factoring inverso o confirming -mediante el cual un banco adelanta el pago de las facturas a los proveedores dentro de un plazo normalmente más rápido que si lo hiciese la empresa- tiene para Moody's características similares a la deuda para el comprador del bien o servicio una vez que el banco ha pagado al proveedor.

"Sin embargo, los auditores a veces aceptan que las compañías contabilicen el factoring inverso como cuentas por pagar", dice Moody's, que añade que la normativa contable no obliga a revelar esta actividad, lo que complica una valoración real de su alcance.

La agencia concluye que el factoring inverso es una forma de financiación de corto plazo porque los bancos pueden deshacer el acuerdo sin gran aviso. "Esto puede afectar la liquidez de una compañía a corto plazo, sobre todo en épocas de tensión, exacerbando otros problemas".

Abengoa, en preconcurso de acreedores, está negociando contrarreloj con los bancos acreedores para conseguir financiación a corto plazo y evitar la que podría ser la mayor quiebra en la historia empresarial española, según las fuentes consultadas por Reuters, aunque el futuro de la compañía sevillana más allá del mes de enero sigue incierto.

Sin bien no hay cifras oficiales sobre el conjunto de la deuda financiera de la compañía, fuentes conocedoras de la situación dijeron que el pasivo podría alcanzar los 25.000 millones de euros, de los que 7.600 millones de euros estarían vinculados a instrumentos de financiación de circulante (avales, factoring, líneas de pago bancario a proveedores y otros).

Aunque la compañía lleva sufriendo tensiones de caja durante muchos trimestres, fuentes dijeron el martes que los verdaderos problemas de liquidez de Abengoa empezaron a principios de agosto cuando la banca española retiró líneas de crédito y garantías por importe de 650 millones en cuestión de horas al anunciar la compañía una ampliación de capital solo dos días después de haber negado tales planes. (Información de Jose Elías Rodríguez; Editado por Emma Pinedo)