Accionista de control de Abengoa, también en preconcurso, tiene pignorado un 11%

martes 15 de diciembre de 2015 14:30 CET
 

MADRID, 15 dic (Reuters) - Inversión Corporativa, el vehículo de la familia Benjumea y otras familias fundadoras de Abengoa que controla el voto sobre el 57 de la endeudada compañía española, tiene pignorado cerca del 11 por ciento del capital, según las últimas cuentas anuales de este hólding a las que tuvo acceso Reuters.

Este paquete de casi 100 millones de títulos se puso como prenda hace un año, junto con la hipoteca de unos terrenos, para la concesión de un préstamo de 100 millones de euros a la filial de IC, Iniciativas de Bienes Inmuebles SA, según el documento, en el que se añade que el crédito está sujeto al cumplimiento de determinadas condiciones no especificadas.

El paquete pignorado se compone de títulos de clase A y B, siendo los primeros equivalentes a un 20 por ciento del capital con derecho a voto, con lo que en caso de una eventual ejecución de las garantías del préstamo, Inversión Corporativa vería muy diezmado el control de Abengoa.

Una portavoz de Abengoa dijo a Reuters el martes que Inversión Corporativa se declaró en preconcurso de acreedores al mismo tiempo que su participada Abengoa y otras 30 sociedades a finales de noviembre.

Según las cuentas de 2014, IC tuvo un beneficio de 63,6 millones, de los que 12,9 millones fueron distribuidos como dividendos y el resto (51 millones) destinados a reservas voluntarias.

En estas cuentas Inversión Corporativa figura como matriz de más de 600 sociedades entre las que destaca Abengoa, con un pasivo global conjunto superior a los 25.000 millones de euros.

El reloj corre implacable para Abengoa, que negocia a la desesperada con sus acreedores para obtener liquidez de emergencia necesaria para su día a día, antes de poder rubricar un acuerdo de reestructuración más amplio que evite la mayor quiebra empresarial de España.

La segunda reunión con los acreedores financieros celebrada ayer no terminó con acuerdos concretos, mientras los bancos presionan para que la compañía consiga financiación por sus propios medios mediante acuerdos con fondos o ventas de activos. (Información de Jose Elías Rodríguez; Editado por Carlos Ruano)