La aseguradora AXA dejará de invertir en tabaco

lunes 23 de mayo de 2016 13:07 CEST
 

Por James Regan y Martinne Geller

PARÍS/LONDRES, 23 may (Reuters) - La aseguradora francesa AXA planea dejar de invertir en la industria del tabaco por el impacto que tiene fumar para la salud pública y dijo que tiene previsto vender los activos por 1.800 millones de euros ($2.020 millones) que tiene actualmente en el sector.

AXA dijo que de manera inmediata venderá sus participaciones en compañías tabaqueras, valoradas en 200 millones de euros. Además, prevé dejar de invertir en nuevas emisiones de deuda corporativa del sector tabaco y deshacerse de los bonos que tiene actualmente, valorados en unos 1.600 millones de euros.

"Con esta desinversión en tabaco, estamos haciendo nuestra aportación a los esfuerzos de los gobiernos de todo el mundo", dijo el lunes en un comunicado, el consejero delegado entrante, Thomas Buberl.

Este es el último de una serie de reveses para las grandes tabaqueras, cuyos márgenes de beneficio dan una fuerte rentabilidad a pesar de la actual reducción de las tasas de tabaquismo en los países occidentales.

"Esta decisión tiene un coste para nosotros, pero la argumentación para desinvertir es clara: el coste humano del tabaco es trágico; su coste económico enorme", dijo Buberl.

AXA dijo que el tabaco mata a seis millones de personas cada año y que esta cifra se eleve a 8 millones en 2030, principalmente en países en desarrollo. El coste para la sociedad es mayor que el del alcohol o la obesidad, dijo la empresa.

La decisión se produce en un momento en que países de todo el mundo están tomando medidas enérgicas. La semana pasada entró en vigor una nueva normativa para el empaquetado de tabaco en la Unión Europea, mientras que Estados Unidos prohibió la venta de cigarros a menores.

AXA no es el primer inversor en dejar el tabaco, aunque una portavoz del grupo galo dijo que creía que era la primera aseguradora en hacerlo.

La decisión refleja un cambio en el papel de las aseguradoras de salud hacia la prevención de problemas de salud, incluyendo el creciente uso de la tecnología.

La portavoz de AXA declinó revelar a qué empresas pertenecían las acciones y bonos que tiene en el sector, pero dijo que se trataba de participaciones antiguas que representan una pequeña parte de su balance. (Información adicional de Gwenaelle Barzic; traducción de Jose Elías Rodríguez)