28 de enero de 2014 / 14:18 / en 4 años

BlackRock pide mejores reglas de gobierno corporativo en España

Por Simon Jessop y Sarah Morris

MADRID, 28 ene (Reuters) - BlackRock, el principal gestor de fondos en el mundo, ha mostrado su apoyo a los planes para mejorar la gobernanzas de las grandes empresas españolas y ha pedido al regulador dar pasos adicionales para proteger a los inversores que vuelvan a España.

En las ultimas semanas, miles de millones de euros han sido reinvertidos en España al apostar los fondos por la reactivación de la economía española. El gobierno, en busca de aumentar el atractivo de España para los inversores extranjeros, está modificando unas reglas a veces anticuadas para mejorar el buen gobierno de las empresas.

Los responsables para la gobernanza corporativa de Black Rock enviaron el pasado 9 de enero una carta a la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, que está revisando las reglas del buen gobierno de las empresas en España, para mostrar su apoyo a la reforma y exigir medidas adicionales.

"Como inversor de referencia en España, BlackRock está muy interesado en un régimen de gobernanza corporativa sólido, un régimen que proteja los intereses de nuestros clientes como accionistas a largo plazo y garantice que haya suficiente información pública para que los inversores puedan pedir responsabilidad a los consejos de administración y a los gestores", dijo la carta.

Basándose en las sugerencias de un grupo de expertos nombrados por el gobierno para revisar el código corporativo. BlackRock, que gestiona más de 3 billones de euros de fondos en nombre de sus clientes, pidió tres modificaciones adicionales para proteger a los inversores.

El gestor planteó la posible reelección anual para los directores, un mayor compromiso de las empresas con las reglas del buen gobierno y un incremento del número de los consejeros independientes en el caso de las empresas que figuran en el índice bursátil selectivo Ibex-35. BlackRock dijo que al menos la mitad de los consejeros de las grandes empresas deberían ser independientes en vez de la tercera parte recomendada actualmente por el regulador.

"La independencia del consejo de administración es un problema en España", consintió Rob Hardy, el responsable en Europa de buen gobierno corporativo de J.P. Morgan Asset Management, que gestiona unos 135.000 millones de dólares en renta variable europea. "Los consejos independientes no son la regla. Enagas tiene uno, y BBVA está muy cerca, pero no hay muchos", dijo.

Si bien reconoce que se han adoptado recientemente medidas para mejorar la gobernanza en las empresas españolas, BlackRock destacó que "el aumento del número de consejeros independientes ayudaría a reequilibrar el poder dentro de los consejos de administración", sobre todo en aquellos casos donde el presidente ejecutivo ocupa también el cargo de consejero delegado.

En 24 de las 35 empresas del Ibex-35, el presidente es también el primer ejecutivo, dijo Jorge Cruz, de la Universidad Complutense de Madrid, en un artículo sobre el gobierno corporativo de España durante el año 2012, basado en los últimos datos disponibles del regulador bursátil.

La petrolera Repsol, presidida por Antonio Brufau, y la eléctrica Iberdrola, presidida por Ignacio Galán, no cuentan con el cargo de consejero delegado.

En Inditex, la principal cadena distribuidor de ropa en el mundo, Pablo Isla es desde 2011 a la vez presidente y director ejecutivo, a propuesta del fundador y principal accionista de la compañía, Amancio Ortega.

El poder se ha concentrado tradicionalmente en manos de los presidentes en España. Después del fin de la dictadura de Franco a mediados de los años 70, muchas de las familias más ricas de España continuaron dirigiendo las principales empresas privadas conservando el control mediante el nombramiento de amigos y miembros familiares en los consejos.

El problema de la mala gobernanza lo notan sobre todo los fondos denominados "pasivos" que siguen un índice y que deben invertir en una empresa determinada, buscando mejorarla desde dentro, mientras que los fondos activos pueden optar por no comprar una empresa que no les gusta.

Después del año récord de 2013 en el que el Ibex-35 sumó un 21,5 por ciento, el selectivo cotiza actualmente sin grandes cambios, aunque sigue comportándose mejor que algunos rivales como el índice bursátil francés CAC-40, que ha perdido casi un 3 por ciento en lo que va de año.

Si bien reconoció la necesidad de más cambios en España, Hardy dijo que el país había experimentado grandes avances en los últimos años en áreas como el número creciente de mujeres en los consejos de administración, y dijo que no era el peor lugar para invertir.

"Tengo más problemas en Francia, desde el punto de vista de la gobernanza, que en España", añadió. (Información adicional de Blaise Robinson en París y de Carlos Ruano en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below