25 de septiembre de 2012 / 15:37 / hace 5 años

N+1 ultima entrada en Centroeuropa y mira hacia Latinoamérica

5 MIN. DE LECTURA

MADRID, 25 sep (Reuters) - El grupo español N+1 ultima un acuerdo para tomar una participación en una firma centroeuropea de asesoramiento financiero a medianas empresas, al tiempo que busca abrir puntos de capital riesgo en México y Colombia dentro de su estrategia de internacionalización.

En el caso de Europa, N+1, que no ve perspectivas de futuro en España por la profunda crisis que atraviesa el país, está a punto de sellar la entrada en una firma alemana con presencia en Suiza y Austria para ampliar su área de servicios a empresas medianas en adquisiciones y acceso a mercados de capitales y deuda.

"En Alemania estaremos dentro de 2-3 semanas, estamos cerrando el contrato", dijo en una presentación a periodistas el presidente del grupo, Santiago Eguidazu.

El ejecutivo se mostró optimista sobre las oportunidades de crecimiento en este negocio debido a las dificultades de financiación que experimentan las empresas medianas actualmente.

"La restricción crediticia es generalizada en Europa y la apelación al mercado va a ser cada vez mayor", dijo Eguidazu.

Actualmente los mercados de capitales suponen un 25 por ciento del total de financiación a medianas empresas en Europa, un porcentaje que en opinión de Eguidazu va a crecer como consecuencia del difícil acceso al crédito.

Pero si en mercados como el londinense Eguinazu ve un futuro prometedor en servicios a empresas, en España la realidad es muy diferente.

"En España la actividad corporativa va a ser escasísima. Lo que sí hay es empresas españolas buscando internacionalización y algunas extranjeras buscando oportunidades en España", dijo.

Estas penurias también se extienden al sector de capital riesgo, donde el peso internacional de España en operaciones de private equity internacionales es del 7 por ciento y "se va a reducir al menos a la mitad".

"En este negocio queremos ir a Latinoamérica, en España no es un negocio escalable y en el futuro va a sufrir muchísimo", señaló. "En España no hay operaciones para la cantidad de fondos que hay (...) muchas firmas van a reducir tamaño o desaparecer", dijo el presidente del grupo, que gestiona activos por 4.978 millones brutos en este área.

En parte como consecuencia de esta situación, N+1, que ya tiene presencia en capital riesgo en Brasil, está a punto de llegar a una asociación con una casa en México y quieren abrir otro punto de negocio también en Bogotá (Colombia).

"El nuevo fondo (de inversión) va a estar centrado en empresas españolas con deseo de internacionalización. Más adelante la intención es buscar inversiones puramente internacionales", señaló, precisando que el capital con el que arrancaría este fondo es de 500 millones de euros.

N+1 está siendo parte activa de la reconversión del private equity en España, con la reciente fusión con Mercapital, de la que saldrá la sociedad N+1 Mercapital, participada por N+1 al 57 por ciento.

desinversión De Renovables en Alemania

Tras el fallido proyecto de salida a bolsa de sus activos de renovables debido al vendaval de la crisis, N+1 está a punto de cerrar la venta de activos en Alemania, tras lo cual solo le quedan megavatios en España, un mercado poco líquido en la actualidad.

"La operativa (de los activos renovables en España) va bien, pero el apetito no debido a la incertidumbre regulatoria. En cuanto haya un buen momento se desinvertirá", indicó Eguidazu.

El Gobierno ha aprobado recientemente la primera pata de la reforma energética, con una serie de medidas fiscales para eliminar el denominado déficit de tarifa eléctrica, pero ahora se espera una reforma regulatoria más profunda, que podría abordar conceptos como la formación de precios.

Accionistas Rebeldes en Dinamia

Eguidazu no dudó en criticar las maniobras de dos accionistas de Dinamia -sociedad de capital riesgo gestionada por N+1-, que convocaron una junta para pedir el reparto en dividendos de los 30 millones de caja.

Según Eguidazu, la actuación de estos accionistas -la familia Carvajal y Bodegas Arco, empresa esta última participada por Dinamia desde hace 12 años- estaría motivada en parte por desencuentros con la directiva de N+1 y no tanto por la gestión de Dinamia.

"Es el peor momento para vender la cartera. Es época de invertir más que desinvertir", dijo.

Frente a la reclamación de dichos accionistas de aprobar un dividendo de 1,78 euros por acción, la junta de Dinamia acordó pagar 1 euro en lugar de los 0,1 euros propuestos originalmente por el consejo de administración. (Información de Tomás Cobos; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below