Española de Zinc pide volver a cotizar para ampliar capital

martes 13 de noviembre de 2007 19:35 CET
 

MADRID, 13 nov (Reuters/EP) - Española de Zinc ZNC.MC solicitó el martes a la CNMV que dejara sin efecto el acuerdo de supensión de negociación que pesa sobre sus títulos para realizar la ampliación de capital que inyectaría 28,08 millones de euros destinados a financiar su plan de viabilidad.

La empresa indicó al órgano regulador que esta medida es un paso necesario para que los accionistas puedan negociar con plena transparencia e igualdad de oportunidades la ampliación de capital acordada en la junta del pasado 27 de julio.

Esta ampliación supondría la emisión de 11,7 millones de acciones a un euro de valor nominal y una prima de emisión de 1,4 euros que se suscribirían mediante aportaciones dinerarias.

SUSPENDIDA DESDE ENERO DE 2005

Las acciones de la compañía están suspendidas de cotización desde enero de 2005 tras declarar un Tribunal su situación concursal que llevó a la compañía incluso a paralizar su producción, reanudada posteriormente.

Para hacer frente a los pagos a sus acreedores la compañía acordó la venta de los terrenos en los que se ubica su fábrica por un valor de 142 millones de euros, de los que ya ha ingresado una parte.

Sin embargo, la finalización de la operación se encuentra supeditada a la obtención de unos nuevos terrenos donde reubicar la factoría, y Española del Zinc negocia con Sepes, entidad pública dependiente del Ministerio de Vivienda, la compra de suelo público para instalar su nueva fábrica.

Este hecho provocó que el auditor de la compañía presentase el pasado mes de junio salvedades a las cuentas de 2006 de Española del Zinc, al considerar que la compañía se anotó como beneficio 116 millones de euros procedentes de la venta de terrenos y que todavía no se han cumplido las condiciones para completar la operación.

Según Española del Zinc, y si se hubiera llevado a cabo la ampliación de capital mencionada anteriormente la compañía hubiera contado a 30 de junio con unos fondos propios de 67,8 millones de euros mientras que según el criterio del auditor, la empresa tendría unos fondos propios negativos en 48 millones de euros.