Ibex-35 cierra plano, eléctricas suben mientras bancos caen

martes 8 de enero de 2008 18:07 CET
 

 Por Jesús Aguado
 MADRID, 8 ene (Reuters) - El mercado español cerró el martes
plano y en mínimos del día ante el temor de desaceleración de la
economía de Estados Unidos en una jornada en la que la fortaleza
de Telefónica (TEF.MC: Cotización) y de las compañías eléctricas contrastó
con la debilidad de los bancos por temor a que los resultados de
las entidades financieras se puedan resentir.
 "Telefónica y las compañías eléctricas, debido a su carácter
defensivo, y empresas que, como BME, que cotizan con una prima
al estar encuadradas en un sector en plena consolidación, han
servido de apoyo al selectivo", dijo un operador.
 Wall Street perdió fuelle en el momento del cierre de los
mercados europeos ante las preocupaciones sobre las
consecuencias del bache inmobiliario en las perspectivas
económicas.
 Entre los grandes bancos, Santander (SAN.MC: Cotización) se depreció un
1,55 por ciento y BBVA (BBVA.MC: Cotización) un 1,92 por ciento.
 Los bancos medianos, más expuestos al ciclo económico en
España al contar con una cartera de negocio menos diversificado
geográficamente, se vieron incluso más penalizados.
 Banesto BTO.MC se depreció un 2,46 por ciento, Bankinter
(BKT.MC: Cotización) bajó un 2,17 por ciento. Sabadell (SABE.MC: Cotización) se dejó un
2,23 por ciento.
 En sentido contrario, Telefónica, que tiene un peso del
21,16 por ciento, sumó un 1,67 por ciento a 22,57 euros.
 El sector de las telecomunicaciones parece contar en este
inicio de año con el beneplácito de los gestores, que consideran
este negocio como un activo de refugio, alejado de las
incertidumbres que azotan al sector bancario e inmobiliario
español.
 El Ibex-35 .IBEX se revalorizó un 0,02 por ciento a
14.670,5 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de
Madrid .SMSI cedió un 0,02 por ciento a 1.586,52 unidades.
 Las compañías del sector eléctrico cerraron con firmes
ganancias al actuar como un sector refugio por tratarse de
empresas con alta rentabilidad por dividendo y un negocio
recurrente en un momento de incertidumbre en los mercados.
 Dentro de ellas, Endesa (ELE.MC: Cotización) repuntó un 2,93 por ciento
a 37,20 euros.
 Iberdrola (IBE.MC: Cotización), con una ponderación superior al 10 por
ciento en el selectivo, subió un 0,66 por ciento a 10,62 euros.
 Unión Fenosa UNF.MC avanzó un 0,43 por ciento.
 Las empresas reguladas Enagás (ENAG.MC: Cotización) y Red Eléctrica
(REE.MC: Cotización) subieron un 3,39 por ciento y un 2,91 por ciento,
respectivamente.
 En el otro lado de la balanza se encontraron las acciones de
Iberia IBLA.MC, que sufrieron la mayor caída del selectivo con
una bajada del 3,24 por ciento a 2,69 euros tras haber subido la
víspera más de un 3,73 por ciento.
 Las cadenas de televisión también acusaron la posibilidad de
un final del ciclo alcista. Telecinco (TL5.MC: Cotización) se depreció un
1,65 por ciento, mientras que la operadora de televisión
Sogecable SGCE.MC cayó un 0,18 por ciento a 27,55 euros.
 El grupo concesional Cintra CCIT.MC bajó un 2,47 por
ciento.
 Al margen del Ibex-35, las mayores ganancias de la bolsa
española se las anotaron los títulos de Vueling VULG.MC con un
alza del 32,88 por ciento a 10,75 euros.
La línea aérea de bajo coste anunció el martes que la tasa de
ocupación de sus aviones cayó en diciembre al 63,57 por ciento,
6,75 puntos menos que en el mismo mes del año anterior.
 No obstante, en el conjunto de 2007 Vueling transportó 6,2
millones de pasajeros, un aumento del 77,2 por ciento respecto
al ejercicio anterior.
 (Información de Jesús Aguado; Editado por Carlos
Castellanos)